17 julio, 2014

Misterio


Fotografía: Marqués de Zas

Últimamente me he encontrado con algunos individuos convencidos de que su forma de ver y practicar el BDSM es la forma en que todos debemos hacerlo y quienes lo vemos de forma diferente, no sólo estamos equivocados sino que estamos fuera del ambiente. De la arrogancia de creer que no tienen nada que aprender y la soberbia de sentirse superiores, surge la prepotencia de sentir que siempre tienen razón. Esto me sigue extrañando en los ambientes libertinos donde me muevo, porque como su nombre indica, son lugares de libertad. 

Ahora bien, ¿por qué estas personas que se creen tan puras, se dignan acudir (sin participar) a las fiestas de los que no creemos en gurús que pontifican sobre lo que debe o no debe ser BDSM? Creo que estas parejas (casi siempre son parejas) necesitan excitarse con gente desinhibida, que practica un BDSM sin normas, para luego disfrutar en sesiones privadas como dios manda.

4 comentarios:

amy MaD dijo...

Libertad e individualismo y por supuesto el respeto, las imposiciones no van de la mano con la armonía.
Un abrazo.

_nefer_ dijo...

Ya Usted sabe más o menos como va esto...cada uno con sus ideas propias sobre el BDSM...el error está en creer que las de cada cual son las únicas y las más mejores como ejemplo a tomar.

Puedo llegar a pensar que acuden a Fiestas pese a sus ideas...por un lado para lucir palmito y caché(aunque resulten patéticos)y por otro lado como Usted dice para excitarse viendo las prácticas que se estan realizando para salir con el calentón y sesionar en privado...para gustos los colores siempre que exista el respeto.



Marqués de Zas dijo...

Ahí le has dado NeFeR, veo que entiendes lo que quiero decir.

Besis,

Madame X dijo...

No hay nada más triste que el sexo dogmático, sea este del tipo que sea. Y menudo rollo practicar el BDSM como dios manda...

Afortunadamente quedamos unos cuantos que creemos en libertinaje libre ;-)

Por cierto, magnífica foto.

X