22 mayo, 2016

Triorgasmo

Fotografía coloreada: Jan Saudek
                                                                      
 Antes que tu ordenador
prefiero ser;
tu fuente de alimentación
anal.


Balboa es amiga mía desde hace mucho tiempo. Creativa en todo lo que hace y, por lo tanto, también con su sexualidad. Lleva tiempo interesada en el triorgasmo compartido. Como no vive en Madrid, hemos estado impacientes hasta poder concertar la cita. Balboa es una mujer grande y muy alta. De piel blanca y tersa. Culo cubano y ojos entre verde y canela según su estado de excitación.

Se tumbó boca abajo en mi cama y puso en marcha un cepillo de dientes eléctrico sobre su clítoris gordo y rosa, lubricado con gel. Levantó las caderas dejando a mi merced su coño abierto con unos labios en forma de alas de libélula que parecían que iban a salir volando en cualquier momento. Muy despacio, introduje la punta de un pequeño vibrador malva por el mojado orificio vaginal. El aparato vibraba a impulsos regulares. Por la respiración me percaté que estaba excitándose muy rápidamente. Con cada suspiro le metía un poco de lubricante en el ano. La situación, el baile de  su culo y sus gemidos me la puso como el mármol de siena, por lo dura y por el color. Le introduje un negro vibrador anal por el orificio lubricado. “Despacio, más despacio”, me decía, mientras se lo iba metiendo hasta que quedó totalmente sumergido. Sólo se veía entre sus nalgas la anilla para agarrarlo. “Me voy a correr”, repitió varias veces entre jadeos. Ahora o nunca, pensé. Tiré de la anilla, saqué el artilugio y metí mi polla en un veloz acto reflejo. Los tres estímulos sincronizados en algún punto de su cerebro, la hicieron gritar como loca entre espasmos. Yo noté un calambrazo en la espalda mientras eyaculaba. Se puso boca arriba, con una sonrisa de oreja a oreja.

-¡Qué bestial! -dijo.           

3 comentarios:

Dominus Jaime dijo...

Estupendo como conseguiste darla esos tres estímulos, y que actuasen dentro de ella como impulsos placenteros generadores de ese orgasmo.

Marqués de Zas dijo...

Efectivamente, el orgasmo es totalmente subjetivo y cada uno lo experimenta a su manera Es en los estímulos donde hay que ser creativo´.

Ama Blanca dijo...

Bonito experimento.